Ch-ch-ch… changes

Ya ha pasado un tiempo prudencial desde que asumí nuevas responsabilidades laborales. A mediados de septiembre me incorporé como nuevo jefe de área (lo que se ha denominado redactor jefe toda la vida) de la sección de Álava de El Correo, que para quien no lo sepa es el principal medio de comunicación de Euskadi, líder indiscutible en Bizkaia y Álava tanto en soporte impreso como digital (donde, por cierto, somos uno de los pocos medios de comunicación de pago en España). En el primer trimestre de 2016, el EGM midió 92.000 lectores diarios de El Correo en su edición impresa en Álava, con un índice de penetración del 76% (tres de cada cuatro lectores de prensa nos eligen).

La invitación a asumir la nueva responsabilidad supuso, como es lógico, sentimientos encontrados. Una gratificante sensación de reconocimiento, de valoración del trabajo que he desempeñado en diferentes secciones y sedes de El Correo desde 1998, casi 20 años; y, por otro, de enorme responsabilidad. Es un privilegio poder tomar decisiones en la parte troncal de un periódico local que es, precisamente, su sección de Local, la más cercana, pegada y demandada por el lector. Pero era inevitable cierto vértigo al asumirlo. Primero porque el listón estaba alto: los anteriores redactores jefes son profesionales de enorme peso, valía y capacidad de trabajo, que han manejado las riendas de la actualidad informativa de nuestro ámbito con gran destreza. Y segundo, porque nos toca lidiar con tiempos convulsos para la prensa, épocas de caída de ventas, de contención de gasto, de despegue de nuevos soportes, de nuevas competencias, de máxima exigencia por parte del usuario… un cóctel de variables que agregan dificultades a la tarea puramente informativa. Pero es a la vez un momento apasionante desde el plano profesional y así lo he asumido.

Tras el cambio, el blog toma un nuevo camino y no solo estético. Pretendo hablar aquí de periodismo (o al menos de esto que hacemos ahora los periódicos), escuchar vuestras críticas, responder a vuestras preguntas, atender vuestras sugerencias.

Hablemos.

 

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer