Feliz Día de la Garnacha

El pasado viernes, 18 de septiembre, publiqué este texto en elcorreo.com.

 

garnachas1

Hay días internacionales de casi todo, pero pocas uvas pueden presumir de tener el suyo propio. La garnacha lo tiene y, qué casualidad, es hoy. El tercer viernes de septiembre es, desde 2010, el día elegido por el Grenache Symposium para conmemorar, festejar y honrar a la gran superviviente de la viticultura mundial. Porque la garnacha es una de las variedades más especiales. De ser una de las más extendidas en España, de donde es originaria, y el mundo, pasó a ser una gran denostada, arrinconada a un pequeño porcentaje en vinos de coupage (mezcla de uvas). Y de ahí, a convertirse en uva de culto. España ha vuelto a descubrir los vinos 100% garnacha hasta el punto de que, puede decirse,que es la variedad de moda.

Es, según se da por sentado, una variedad española, procedente de Aragón, que después ha colonizado medio mundo. Vivió su eclosión en la segunda mitad del siglo XIX y principios del XX, cuando las enfermedades que asuelaron la vid tradicional (como la filoxera) llevaron a los viticultores a plantar masivamente garnachos. Años después el tempranillo, una vid más productiva y fácil de trabajar y de beber, se hizo con la primacía y se convirtió en la variedad principal del país y la clásica de las zonas más potentes, como Rioja o Ribera del Duero (donde se conoce como tinta del país). En Rioja y otras zonas se arrancaron hectáreas y hectáreas de cepas de garnacha, muchas de ellas centenarias y que hoy, bien trabajadas, darían vinos de excelentísima calidad. Quienes resistieron con el garnacho plantado y atendido lo hicieron más por nostalgia que por rentabilidad de negocio, porque su producción era pequeña (en ocasiones ni medio kilo de uva por cepa), su mantenimiento mayor y su venta, complicada, porque las bodegas solo querían tempranillo.

Pero la garnacha resistió y ahora es la segunda variedad más extendida en España, y una de las principales en el mundo. De las 192.000 hectáreas, la mitad están en Francia y cerca de 75.000, en España. Es la uva principal de denominaciones aragonesas como Calatayud y Campo de Borja, quizá donde ha conseguido mayores cotas de expresión. También se da con profusión y buena calidad en Cataluña, en Montsant, Terra Alta y Priorat, donde consigue la mineralidad de su suelo pizarroso; en Navarra es la base del rosado y en La Rioja, pese a ser una variedad arrinconada por el tempranillo, se ha recuperado el gusto por los 100% garnacha.

Este viernes (en realidad, todo el fin de semana) se celebra en todo el mundo del Grenache Day. En algunas zonas, como la española Campo de Borja, se llevan a cabo actividades organizadas por municipios y bodegas. En casa. los entusiastas de todo el mundo abren botellas para comer o cenar con amigos y comparten en las redes sociales la experiencia, bajo la etiqueta #grenacheday. Si te quieres sumar a esta moda este fin de semana, aún estás a tiempo de pasar por la enoteca. Aquí van algunas recomendaciones.

1. Paco García Experiencias. Rioja.

La garnacha de este vino riojano procede de un viñedo de altura, a 615 metros, en Ventas Blancas. Tiene 12 meses de barrica de roble. Es un vino atlántico, afrutado y de aromas dulces y florales típicos de la variedad.

santa-cruz-de-artazu (1)

2. Santa Cruz de Artazu. Navarra. 20 euros.

Artadi es una garantía y esta garnacha 100% es un vino elegante y musculoso

3. Borsao Tres Picos. Campo de Borja. 13,50 euros., muy equilibrado y perfecto para adentrarse en el mundo de esta variedad.

Uno de los más demandados vinos de Campo de Borja es este Borsao, que nunca defrauda. Fruta y más fruta, jugosa y concentrada, fresas, cerezas negras… enriquecida con notas florales y minerales. Un gran 100% garnacha en una fantástica gama de precio.

4. Garnacha de fuego. Calatayud. 5 euros.

Un vino afrutado, fresco y fácil de beber, con sabor de cereza madura, aromas de fruta roja y notas balsámicas y minerales, elaborado 100% con uva garnacha procedente de viejos viñedos (80-120 años) plantados en vaso sobre suelos arcillosos de pizarra descompuesta.

baigorri-garnacha

5. Baigorri Garnacha. Rioja. 18 euros.

Un ejemplo
de la recuperación de los monovarietales de garnacha en tierras de Rioja. Con uvas seleccionadas a mano y 14 meses de barrica.

6. La Garnacha olvidada de Aragón. Calatayud. 10 euros.

Elaborado con uvas de un viñedo de garnacha vieja, plantado en 1940, algo que se expresa a la perfección en sus taninos amables y maduros. Con 10 meses en barrica de roble francés, es un vino con una boca plena y sabrosa.

7. El Garnacho viejo de la familia Acha. 70 euros.

La historia de este garnacho se cuenta en el documental Proyecto Garnachas de España, en el que Raúl Acha traza un recorrido por las tierras del Ebro, de Rioja a Priorat, para intentar comprender el porqué de la caída en desgracia de la garnacha y de su posterior recuperación como uva de culto. El resultado del trabajo en las cepas centenarias de su familia en La Rioja dio como resultado este vino, de muy escasa producción y de elaboración manual.

8. Contino Garnacha. Rioja. 25 euros

Una de las grandes casas de Rioja elabora este monovarietal elegante, sabroso, pleno de aromas y color.

libir13_anv800

9. L’Equilibrista Garnatxa. Catalunya. 16 euros

Un fragante monovarietal de garnacha que deleita en nariz, con sus notas de cereza, frutas del bosque, flores blancas y pétalos de rosa, y que se muestra muy agradable en boca: con una concentración justa y equilibrada, notas mentoladas y un tanino suave. Una garnacha apetecible y jugosa.

10. Libido Rosado. Navarra. 6 euros.

Un buen ejemplo de la garnacha utilizada para elaborar rosado. Se trata de un vino obtenido a partir de los viñedos de garnachas viejas de la finca Paso de las Monjas. Rojo frambuesa, limpio y fresco.

El documental del que os hablaba en el #7:

Proyecto Garnachas de España from Vintae on Vimeo.

1 comments On Feliz Día de la Garnacha

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer